Eric Carle: los colores en la infancia

En nuestros especiales de Picnic en el MAMBO, compartimos la lectura de libros escritos e ilustrados por Eric Carle: “La oruga muy hambrienta” y “La araña hacendosa”. Tan solo dos ejemplos de historias que están llenas de color y de texturas alrededor de un diálogo sencillo e entrañable entre imágenes y texto.

Eric Carle es un autor e ilustrador norteamericano que ha sido reconocido mundialmente por su libro “The Very Hungry Caterpillar” traducido a más de 66 idiomas con ventas de más de 50 millones de copias desde su publicación en 1969. Se calcula que este libro se vende en promedio cada 30 segundos.

Infancia y adolescencia

Reconocer que desde los años 60 y 70 en Estados Unidos ya empieza un desarrollo único de la literatura infantil resulta fundamental para entender las influencias de nuestros autores e ilustradores colombianos y latinoamericanos.

En términos históricos estamos en plena guerra fría. Eric Carle hace parte de aquellos niños que tuvieron una infancia en un período de mucha incertidumbre entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Aunque es difícil imaginar las condiciones en las que crecieron los niños y jóvenes de mediados del siglo veinte, el mismo Carle reconoce que tuvo la oportunidad de vivir en Alemania siendo muy pequeño. Recuerda de este período la falta de color durante esta experiencia y lo relaciona con el color gris. Esto debido al desabastecimiento en el colegio de materiales, por la falta de colores porque tan solo tenían papeles y lápices.

Al regresar a Estados Unidos, en el colegio tuvo la oportunidad de acceder a todo tipo de materiales, colores, papeles, y esto fue algo que marcó su infancia. Cuando observamos con detenimiento su trabajo, encontramos una combinación y explosión de colores que están en perfecta armonía con el blanco y el espacio “vacío”. Carle no le teme a esto y esta sencillez hace parte de su estilo a lo largo de toda su obra.

Técnica: Collage

La técnica más reconocida de su trabajo está en utilizar pliegos de papel de seda y pintarlos de un color con diferentes combinaciones. Después los colecciona y los va utilizando de acuerdo al proyecto que tiene en mente.

Sus ilustraciones son el resultado de un collage, donde valida diferentes tonos de un mismo color. Las combinaciones que ha creado a lo largo de su obra rinden un homenaje a todos los colores que encontramos en la naturaleza en movimiento.

Su trabajo puede estar junto al de otros grandes artistas, porque no solo se apropia de una técnica sino que la ha llevado más allá, utiliza el collage que ha desarrollado de una manera tan “aparentemente sencilla” para contar historias inspiradas en la observación de la naturaleza. Sus dibujos e ilustraciones podrían ser las de un niño. Sin embargo, tras la sencillez está la maestría obtenida a lo largo de los años de un trabajo de conceptualización que captura e inspira a grandes y niños y parte de la observación de la naturaleza.

El museo de Eric Carle

Este artista ha ido más allá y ha creado The Eric Carle Museum, en donde se encuentran los bocetos de su trabajo o el “detrás de cámara”. Los visitantes pueden conocer de cerca su trabajo y obra y acceder a diferentes tipos de publicaciones desde libros de literatura infantil hasta textos especializados de Carle y otros escritores y artistas. Este espacio tiene como misión inspirar el amor por la lectura y el arte a través de los libros para niños.

En este museo también se realizan exposiciones especiales de otros ilustradores. Tiene espacios para que los más pequeños exploren y se apropien del espacio, y una tienda de recuerdos donde los principales protagonistas son, por supuesto, los libros para niños.

Es sobre todo un espacio pensando para rendirle no solo homenaje a la infancia y todas sus posibilidades desde: el juego, la exploración, la creatividad y la diversión. Una experiencia estética similar a la que nos evoca la lectura de “Una oruga muy hambrienta”.

Hervé Tullet: ¿ilustrador artista?

En 2010, Hervé Tullet publicó “A livre” un libro que en español fue traducido como “Un libro”. En Estados Unidos fue traducido como “Press Here” y estuvo por 4 años en la lista de Best Sellers del New York Times en la categoría de libros de literatura infantil.

Tullet nació en Francia en 1958, a lo largo de su vida ha desarrollado una carrera en la que se destaca como artista, maestro, autor e ilustrador de libros para niños y ha publicado más de 80 libros.

Lecturas en Picnic en el MAMBO: Un libro y Colores

En nuestro primer Picnic en el Mambo leímos “Un libro” y “Colores” de Tullet. “Un libro” nunca puede faltar en las experiencias de Picnic de Palabras que se realizan en Bogotá. La razón: es el libro más leído después de casi 8 años de este proyecto de lectura. Niños y adultos quedan atrapados en un formato de libro que sin una historia tradicional, cuestiona todas las posibilidades que puede tener un libro.

Y a la vez establece un diálogo con la tecnología que representa en sí mismo un libro con las “nuevas tecnologías” que llegaron a partir de 2010 con el boom de tablets, Ipads y libros digitales. A través de una lectura que invita y reconoce la existencia del lector, nos reta a aceptar o “no” nuestro rol para que la lectura se active y suceda.

Todo empieza y todo termina presionando un punto amarillo.

En “Colores” el autor lleva aún más lejos las primeras exploraciones que propuso originalmente en “Un libro”. Aquí el lector tiene una mano mágica con la que combina colores. Mezclar, combinar, sacudir, cerrar el libro de improviso y pasar la página para darnos cuenta de que es posible que lo que hacemos se mezcle y se transforme.

El autor nos abre la puerta a las nuevas posibilidades que puede tener un libro: desde la lectura y el formato de un libro impreso. El reto para el lector es: ¿estamos dispuestos a aceptar las nuevas condiciones? aceptar la ficción, activar la imaginación y pasar las páginas mientras jugamos. En otras palabras, ser lectores activos porque queremos y, por voluntad propia, aceptamos las reglas del juego.

¿Por qué recomendamos a Hervé Tullet?

Es un artista que ha sabido utilizar diferentes formatos para conectarse con su audiencia. Su trabajo y obra ponen en el centro a los niños que se sintoniza de inmediato con el juego y las posibilidades que tiene el arte de ser explorado a través de los libros que ha creado.

Sus libros buscan dejar más preguntas, frente a lo que es la experiencia estética durante la lectura, que respuestas. Es un artista que ha aprendido a reformular las preguntas de una realidad que conocemos y que incluso podemos dar por hecha.

En Un libro, utiliza círculos y colores primarios para jugar con los lectores, a través de una lectura activa, y en donde la voz parece provenir del libro mismo. En Colores, empezamos con los colores primarios y vamos avanzando con nuevas formas de mezclar que hacen parte de nuestros primeros contactos con nuestras clases de pintura.

¿Dónde está la innovación en la obra de Tullet?

Tullet ha logrado llevar las actividades cotidianas de lo que sería una clase de pintura en un kinder a nuevos formatos. Les ha dado un valor y un lugar en libros para niños y en actividades y talleres experienciales alrededor del mundo. Ha logrado darle un nuevo lugar a los pilares del arte a través de un diálogo con la lectura, la tecnología, el juego.

Si tenemos alguna duda del éxito que ha tenido su trabajo: “A livre” ha sido traducido a más de 20 idiomas desde que fue publicado.

Recomendamos este libro para lectores curiosos de todas las edades.

Mayo: Picnic en el Mambo

En tiempos de cuarentena hay que reiventarnos. Picnic de Palabras no fue la excepción, y sin pensarlo, realizamos a lo largo del mes de abril cuatro lecturas a través de nuestras redes sociales. Hicimos una selección de libros pensando en lo que iba surgiendo, a lo largo de las semanas. Primero leímos libros divertidos, en otra sesión compartimos libros de viajes e historias dónde las emociones y la creatividad son los protagonistas. Esto nos permitió pensar la colección desde nuevos lugares.

Alianzas: literatura infantil y arte

A principios del mes de abril nos contactaron del MAMBO (Museo de Arte Moderno de Bogotá) para sumar esfuerzos y soñarnos una experiencia de lectura que explore historias para toda la familia a partir de literatura infantil y que incluya contenido estético a través de ilustraciones que podrían estar junto a otras obras de arte en un museo.

De esta propuesta nació “Picnic en el Mambo”. Tendremos una serie de sesiones online en donde leeremos libros de literatura infantil y contaremos con la participación de ilustradores colombianos. Cada uno tendrá un espacio para compartir historias de su vida y obra y qué lo ha traído hasta aquí. Además, invitaremos a las familias participantes a seguir las historias y libros de nuestros invitados para imaginar y dibujar su propia versión y enviarnos sus ilustraciones para una futura exposición una vez concluya la cuarentena al correo red@mambogota.com.

¿Libros álbum y arte?

Ahora más que nunca, vivimos en un mundo visual que nos cuenta historias todo el tiempo apelando a nuestras emociones. ¿Cómo aprendemos a desarrollar pensamiento crítico y estético? Una de las primeras aproximaciones se da a través de la lectura de libros ilustrados y libros álbum. Aquí queremos hacer la distinción entre estos dos tipos de libros:

Libros ilustrados: las ilustraciones acompañan la historia y suelen estar inspiradas en la descripción planteada desde el texto mismo.

Libro álbum: el texto y las ilustraciones establecen un diálogo de principio a fin. En muchos casos esto permite el contrapunto de un texto serio con unas imágenes sugerentes y divertidas que le dan un giro a la historia. Tanto las palabras como las imágenes son protagonistas.

Teniendo en cuenta estás dos aproximaciones estos libros brindan una experiencia estética única que apela al lector. Son los primeros objetos que los lectores pueden contemplar y tocar, por horas. ¿No nos sucede lo mismo cuándo vamos a un museo? con la oportunidad de pasar el tiempo de contemplar sin tocar.

Es posible pensar que los libros álbum y los libros ilustrados son los primeros museos a los que tenemos acceso. En los que podemos quedarnos horas y que nos ayudarán a desarrollar una mirada estética más amplía frente al mundo que nos rodea. Así mismo, son la puerta para entrar a lugares físicos que exponen, muestran y divulgan todo tipo de expresiones artísticas de la humanidad: los museos de arte.

Gracias a la cuarentena, Picnic de Palabras y el Mambo encontraron un punto de convergencia entre el lenguaje visual y literario y seguir soñando en tiempos de crisis. Creemos que el arte es una de las expresiones humanas donde nos encontramos en la mirada del otro para reconocernos.