Lectura y libertad desde Iquique, Chile

 

15622124_10211475266136346_789774317722306442_n.jpg

Recordando historias, compartimos la que nos llega desde Iquique, Chile. Por: Marcela Riquelme

En el día de ayer tuvimos un Picnic muy especial. Cerramos un ciclo haciendo lo que nos habíamos propuesto al iniciar este bello proyecto que conocimos gracias a las redes sociales y que quisimos para esta ciudad. Lectura y libertad. Libertad de compartir la lectura con los demás. Buscar la libertad en la lectura pero también en la recuperación de la calle como un espacio de todos. Libertad de estar con otros y ser con otros que buscan ser libres. Libertad de expresión de las ideas. Por esa razón es que ayer nos hicimos parte de la actividad solidaria con los trabajadores de Sodimac, por reconocernos con otros la búsqueda de una vida plena que nadie nos regalará gratuitamente.


Empezamos recibiendo a los niños con una pequeña rima que estaba dentro de una caja de fósforos, sobre los Reyes Magos. En una simple cajita de fósforos copihue pusimos palabras y las dijimos en voz alta. Luego invitamos a los niños a sacar de otra cajita, alguna de las preguntas que Neruda inventó para su poemario “El libro de las preguntas”. Todas ellas escritas con lápiz verde, como gustaba el poeta, en hojas celestes y azules. Cada niño escogió un papel y lo leyó frente a los demás.


La actividad que hicimos incluyó escritura de historias originales. Luego de una motivación relacionada con la creación de personajes para la creación de un cuento. Las ideas fluyeron como parte de una corriente y cada uno comenzó a escribir su relato. Luego de terminados los colgaron en nuestro cordel de banderines y tras presentarlos se fueron con sus textos a jugar.


Creo que logramos lo que nos propusimos con el Picnic, traer la lectura a la calle, compartirla. Espero que el próximo año implementemos de nuevas maneras este espacio que nos hemos regalado y que las personas sigan siendo parte de él. 

Primer año Río de Janerio

Hoy, después de un break de casi 6 meses, volvimos con el Picnic de Palabras en Río de Janeiro, Brasil. Fue un día especial porque celebramos el primer año de nuestro Picnic de Palabras. Empezamos el Picnic el 10 de enero de 2016 – y hoy celebramos un año de pura lectura, amor, entrega y sonrisas.

16114274_1298860116848154_2106028429240400153_n.jpg
Empezamos a las 10 am, pero preparamos algunas sorpresas como forma de celebración: además de la lectura en grupo hecha por Mariane Sousa, hicimos una ornamentación más bonita, realizamos juegos con los niños y preparamos un mantel relleno de golosinas.

15941214_1298860156848150_2825854346613595911_n.jpg

Hoy la lectura en grupo se dio de manera un poco diferente, visto que los niños decidieron que libro sería leído. Así que el libro pensado inicialmente por nosotros no fue el elegido por los niños, entonces nos tocó seguir por otro camino: leímos “A Pior Princesa do Mundo”, seguido de “Chapeuzinho Amarelo” y de un libro de imágenes.

15977709_1298860150181484_6561811262028652082_n.jpg

A los niños les encantaron los libros <hay dos videos acerca de las lecturas hechas por Mariane Sousa en la página de Picnic de Palavras Brasil, por si quisieren ver> y siguieron leyendo a los demás libros que habían por allá. Después, iniciamos los juegos y las actividades lúdicas, y, al final, abrimos el “cóctel”.

Todo fue increíble, principalmente para mí, que me hacía mucha falta el Picnic de Palabras aquí. 

Picnic de Palabras en Cuenca

Seguimos compartiendo historias maravillosas de nuestros Picnics desde diferentes rincones del mundo. Hoy presentamos el que realizaron en Cuenca en una feria navideña.

Desde Cuenca, llega este tercer encuentro gracias a María José Urgilés
Lugar: Feria Navideña de Cuenca, La Quinta y Hotel Victoria
Fecha: 10 y 11 de diciembre de 2016
Mediación: Juan Pablo Dávila y María José
Fotos: María José Urgilés.
Reseña: María José Urgilés.

15493280_695083883984673_3172858748903133397_o.jpg

Nuestra tercera presentación de Picnic de Palabras la hicimos en dos mercadillos navideños, nos fue muy bien, lo que más nos entusiasmó es que a pesar de existir un juego inflable y distracciones como música, comida, helados y más; finalmente contra todo pronóstico, los niños y niñas acudían por un libro.

15440328_695083880651340_3649141778545506489_o.jpg

Una anécdota para recordar es un niño que se acercó con total amabilidad a hacer un trueque, textualmente me dijo: “Te cambio este copo (refiriéndose a una piña de pino que llevaba en la mano) por éste libro (señalando el libro que deseaba con su dedo). Le explique que por el momento no hacemos trueques, pero que podría leer el libro y devolverlo después de disfrutarlo.

Y como se ha hecho algo de costumbre, los adultos no faltaron en nuestra edición, haciéndonos preguntas de lo que se trata el proyecto y claro leyendo los libros muy entusiasmados.

15443173_695084013984660_3583383429146552399_o.jpg

Esta vez en Picnic de Palabras “La Quinta” estuvieron 11 niños y niñas entre los dos y once años.

En Picnic de Palabras “Hotel Victoria”, en total nos visitaron 11 niños y niñas en edades comprendidas entres el año y los 10 años.

En esta edición nos han pedido más libros de monstruos y de aviones. También tuvieron muchísima acogida los libros en otros idiomas, razón por la que poco a poco iremos incrementando libros principalmente en inglés.

Ahora hemos realizado Picnic de Palabras en espacios algo alternativos y nos fue muy bien. No descartamos la posibilidad de ampliar nuestro horizonte e ir probando las propuestas que la comunidad cuencana exponga.

Picnic de Lujo desde San Luis, Argentina

Entre todo el año y todos los Picnics vamos saltando y descubriendo historias que no podemos dejar de compartir. Aquí una que se registró en septiembre y que sin duda fue todo un regalo que nos parece perfecto para pensar en lo que será este nuevo año.

Por: Melina Venaccia

14380073_10211136839920569_1529617169955794955_o.jpg

El pasado sábado 24 de sep realizamos en San Luis el Picnic número 23 y como ante sala de nuestro segundo aniversario recibidos y dimos a mucha gente el mejor regalo. Istvansch un gran autor, ilustrador y editor argentino estaba en nuestra Provincia dando cursos a docentes. En uno de esos encuentros hablé con el para que pueda participar de Picnic, por supuesto al nombrarle el proyecto dijo que Si! Conoce de nosotras gracias a Selva Bianchi coordinadora de Argentina y en él ya había participado en 2014 de un Picnic junto a ella.

Desde el momento que dijo que si, hace tres meses, todo absolutamente todo fue soñar como sería ese momento, hoy escribió y me parece mentira que ya pasó. Nos preparamos mucho, realizamos toda la promoción que pudimos. En medio de eso tuvimos algunos problemas burocrático con la Universidad que la trajo a la provincia, en ese momento me llené de furia, hoy es sólo un detalle. Valió la pena todo lo que pasó, valió el momento y nada lo podrá opacar.

Llego en el día, salió un hermoso sol. El clima acompañó, vale aclarar ya que el día anterior sufrimos no más de 10 grados y vientos de 80km en plena primavera. Fuimos a la plaza una hora antes, ¿ansiedad? Si claro, nos brotaba la ansiedad por todos lados. Pusimos los manteles, algunos libros y la gente comenzó a llegar. Invitamos amigos, novios, familia, para que nos ayudaran a no perdernos ningún detalle. Conocimos ese mismo día a nuestra fotógrafa porque no queríamos perdernos ningún momento.

Mientras nuestra compañera fue a buscar a Istvansch a donde se alojaba nosotras recibimos a la gente. Llegaron muchos amigos, alumnos, docentes, nuestra profe de Literatura de la Universidad y hasta la dueña de la librería que nos ofreció préstamos los libros del autor para que tengamos en el Picnic. Una genia. Todos felices y expectantes.

Llegó Istvan y lo presenté. No recuerdo que dije, ni como lo dije, sólo se que estaba nerviosa y había mucha gente ( logre contar mediante la foto más de 60 personas), deje de hablar, la gente aplaudió y comenzó la magia… Me senté a disfrutar de las caras de todos. No podía perderme nada.

14425562_10211136882081623_3181971757678265366_o.jpg

Istvansch para los que no lo conocen es un gran autor, ilustrador y gran persona. Es un showman, habla con todos de una manera tan especial que es imposible no sonreír. Si no lo conocen, pónganse como meta hacerlo. Todos debemos plantar un árbol, leer un libro y conocer a Istvansch. Sin duda. Sentada sobre el pasto mire todo, disfrute de todo, la risa de los chicos, la alegría de los grandes. Llegó el momento de las preguntas y todo siguió siendo tan cálido y amable como es él. Se despidió con avión que va, avión que llega de Laura Devetach. ¡Tiro un avioncito y todos aplaudimos! El Picnic y la magia llegaban a su fin.

Se acercaron más chicos para hacerle más preguntas y otros para comprar sus libros. Istvan seguía respondiendo con el mismo amor que la primera pregunta. El Picnic había comenzado a las 16 hs y nos fuimos de la Plaza a las 19. La bondad y humildad de Istvan fueron tal que se quedo firmando libro por libro.

14435416_10211136880401581_8632332342995449533_o.jpg

Al final le dijimos de manera casi obligada “sentate con nosotras y come y toma algo” yo tenía la boca seca después de una hora y media… ¡Sin hablar! Me imaginaba él …
En esa charla el nos habló de lo mágico del Picnic, del concepto. La lectura al aire libre, en un espacio público es imposible que todo eso junto falle, que no sea grandioso como lo es.
Después de este Picnic tan genial, emocionante, sólo puedo agradecer.

En primer lugar a Marcela Escovar por la idea magnífica, a Selva Bianchi por hacerlo real en Argentina y también me doy las gracias a mi misma. Ver el proyecto y llevarlo adelante no es fácil, destinar un día al mes a veces se hace complicado, pero la pasión por lo que hago ayuda a que todo se más fácil.

Gracias a mis compañeras, amigas que siempre están ayudando y apostando a que Picnic sea posible, sin ellas claramente no podria. Fue un momento muy especial, el primer invitado a nuestro Picnic lo vivimos con mucha Felicidad. OBVIO gracias a Istvan que le agregó magia al mágico Picnic de todos los meses.