Sol después de mucha lluvia en Bogotá

Como tuvimos que cancelar, por mal clima, las pasadas dos fechas (18 de septiembre y 2 de octubre), el domingo estábamos anhelantes. Afortunadamente, el cielo amaneció despejado y radiante, y el clima nos sonrío y fue nuestro cómplice a lo largo del día.

14718813_1565943643431658_4616234105370652862_n

Al llegar al parque reconocimos que una familia había armado carpa en el lugar donde regularmente colocamos el mantel con los libros, así que buscamos sombra cerca y nos ubicamos. Mi papá ayudó a colgar el afiche antes de regresar a casa, y María Leonor (mamá de Marce) y yo organizamos el espacio: mantel, libros, cobijas. Entre tanto, una familia que nos había visitado en otras ocasiones llegó: algunos integrantes prefirieron ir primero al parque y otros buscaron un lugar y comenzaron a leer y a compartir. En ese momento apareció Juan David, nos sentamos y leímos en voz alta un rato, recibimos a las personas que fueron llegando y él registró con la cámara algunos momentos.

14716309_1565943683431654_5267877303434806500_n

‘Enrique Rojo’ (Andrés Sarmiento) nos acompañaría. Compartiría con los lectores “Baba y Utu”: historia amazónica —cuyos protagonistas son una cocodrila, un jaguar y una anaconda— ilustrada por el reconocido y genial caricaturista Matador. A eso de las 2:30 llegó Andrés Sarmiento y lo acompañaba Chuck: un precioso golden retriever que cautivó a los participantes con sus gestos y su buen comportamiento. Lo podrán ver en algunas de las fotos.

14657392_1565944376764918_578143913834428678_n

Andrés se acomodó (Chuck a su lado) y hojeó algunas historias. Rápidamente, me dirigí al parque e invité a las familias que estaban presentes. Cuando regresé, más personas se habían sentado y ya escogían libros del mantel. Antecitos de las 3:00 comenzó la actividad: ‘Enrique Rojo’ nos habló del porqué de su seudónimo, de las lenguas amerindias, de su hijo Joaquín, y presentó “Baba y Utu”. Al finalizar, firmó libros, conversó con los lectores y se tomó fotos. Como verán en una de la pequeña galería que adjunto, dejó en Picnic un ejemplar de su libro y escribió una linda dedicatoria.

14650536_1565944976764858_8886420200673559070_n

Otros integrantes del equipo (Daniela, Andrés, Rachel y Rafael) y quizás unas cuarenta personas más (y dos peludos cuatro patas) estuvieron presentes.

Antes de poner punto final, me gustaría compartir con ustedes que dos razones más hicieron del pasado Picnic algo especial:

Emilia Andrade (amiga del alma y coordinadora de Picnic de Palabras Ecuador), su mamá y su papá nos acompañaron.

Un pequeño equipo de Panamericana (la editorial que publicó “Baba y Utu”) estuvo apoyando al autor, registrando el momento y disfrutando de Picnic. Con Camila, una de las integrantes del área de comunicaciones, hablamos de la importancia de sumar esfuerzos, de crear alianzas: Picnic podrá seguir siendo uno de los espacios para presentar nuevas voces e historias y en el parque recibiremos a otros autores/ilustradores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s