Un nuevo Picnic de Palabras desde Iqueque, Chile

Poco a poco nuevas ciudades se suman y comparten esta iniciativa. Iqueque, Chile, ahora tiene su propio Picnic de Palabras. Por: Marcela Riquelme

Picnic de Palabras en Iquique

El lugar de encuentro fue Playa Brava, desde las 17:30 llegamos con nuestros banderines que cruzamos de palmera a palmera, la tarde traía viento y así empezamos a recibir a nuestros primeros invitados. La primera en llegar fue nuestra amiga cuentacuentista Miriam, que venía premunida de sus historias para compartir al caer la tarde. Luego una familia se acercó a mirar y un señor con su perro nos contó las estrategias que tenía con sus hijos, ya mayores, para que leyeran, recordó junto a nosotros el Mampato y luego se despidió perdiéndose en la avenida.

picnic 22.jpg

El tiempo iba pasando y luego llegó una sonriente mamá con su pequeña de tres años, con Frozen, su cuento favorito, debajo del brazo, pusieron su manta y comenzaron a leer. Mientras tanto, llegaron nuevos invitados, quienes fueron tomando ubicación en la playa, una pareja que iba a la playa a pasear se quedó con nosotros durante todo el Picnic hasta que cayó la noche.

Tuvimos la visita de Nicolás, actor y conocido cuentacuentista de la ciudad, quien llegó con su hijo , el Kamishibai bajo el brazo y una caja llena de libros del concurso Iquique en cien palabras de regalo, que nuestros hijos se encargaron de repartir entre los paseantes que ese domingo caminaban por la avenida Arturo Prat.

picnic 21.jpg

Padres con sus hijos, lectores solitarios, madres e hijas, matrimonios, no visitaron y así dimos vida a este episodio lector y de imaginación. La lectura libre fluía, los invitados comenzaban a intercambiar libros y conversar, a leer en voz alta, los niños, entre que jugaban, leían y escuchaban, iban dándole vida al espacio que desde el cielo debe haberse visto como una pradera de múltiples colores por las mantas y los libros esparcidos en ellas.

Llegó el momento del kamishibai, hicimos un semicírculo y Miriam nos relató la historia del Condor y la pastora, fue pasando las ilustraciones que ella misma dibujó mientras el cuento avanzaba. Poco a poco el sol desapareció y en la hora del atardecer comenzamos a despedirnos, se fueron poco a poco los nuevos amigos del Picnic, prometimos volver a encontrarnos la próxima vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s