Celebramos 4 años de Picnic de Palabras

Empezamos los preparativos desde mayo, para celebrar el 4 cumpleaños de Picnic de Palabras. En esta oportunidad, teníamos como invitada a Amalia Low y al mago Ruben. En la mañana del domingo 12 de junio, nos reunimos con ocho de nuestros 10 voluntarios, porque dos se encontraban de viaje. Juntos alistamos un Picnic de Palabras 95% colombiano, porque se colaron libros de Hervé Tullet y Anthony Brown.

Almorzamos, repartimos las nuevas camisetas de Picnic de Palabras, y salimos juntos al parque. Desde las 2pm alistamos todo, y poco a poco fueron llegando nuestras familias. La meta 100 personas, suena exorbitante, teniendo en cuenta que en el último mes, y durante este año, por mal tiempo, hemos tenido que cancelar muchos Picnics, con un promedio de 30 personas. Esperábamos tres veces nuestra asistencia.

DSCN3930

Ese fin de semana tuvimos la oportunidad de salir en dos medios de comunicación, El Colombiano y la revista Arcadia. Estamos seguros que este despliegue en medios ayudó para que más personas supieran de nosotros. Entre todos nos organizamos, decoramos el espacio, les dimos la bienvenida a los asistentes y por esta vez hicimos algo diferente. Gracias al apoyo de cuatro editoriales tuvimos 25 libros para rifar entre las familias participantes. Esto hizo que el 90% de los asistentes saliera con un libro bajo el brazo.

A las 2:30 abrimos esta celebración con Amalia Low cantando el cumpleaños para Picnic de Palabras. Después leyó junto a Amalia Satizábal 4 de sus libros. En el intermedio tuvimos al mago Ruben que encantó a todos, y después de su presentación se sentó con un grupo de niños que lo retó a lanzar las cartas y adivinarlas más allá de los árboles del parque.

DSCN3868

Las familias compartieron, leyeron, se divirtieron. Vimos caras conocidas y muchas nuevas. Gracias a los registros, supimos cómo se enteraron del evento, quienes ya habían venido y quienes hasta ahora nos reconocían. El 40% ya había estado y eso nos permitió sentirnos en familia junto con amigos nuevos. Además, supimos que superamos la meta porque estuvieron 110 personas, ese día, bajo un sol radiante, cantando, leyendo y celebrando junto a nosotros una idea que no deja de sorprendernos.

Hicimos muchas fotos y pequeños clips de los diferentes momentos del evento. Esperamos que junto a los videos de todos los picnics, podamos tener un video que dé cuenta de la historia y del alcance de este proyecto y sobre todo nos sirva para inspirar a otros a que siga adelante y creciendo.

DSCN3883

Muchos de nuestros voluntarios tuvieron la oportunidad de leer con algunos de los niños, para mí fue imposible. Yo solo pude ver y sentir que el corazón se me explotaba al ver esta puesta en escena de haber cumplido la meta de lograr semejante convocatoria. De saber que ya no hay duda de que lo que estamos haciendo tienen un fin y un sentido mayor, que a veces es difícil poner en palabras y que solo el tiempo nos ha ayudado a dar cada paso.

Hace 4 años empezamos con 10 personas. Ahora reconocemos la importancia que tiene la lectura, su valor y relevancia en la vida de cada uno de nosotros y de aquellos a los que estamos tocando. También estamos en el camino de validar que tal vez sí somos más los que leemos más allá de las estadísticas porque nuestro secreto está en reconquistar el mundo con el amor por las palabras, las buenas historias desde el amor.

Anuncios

Picnic de Palabras en La Paloma, Uruguay

Por: Laura Labov

A pesar del frío y la lluvia, hicimos nuestro primer Picnic de Palabras en La Paloma. Un lugar precioso y la verdad es que en verano se llena de gente, pero el invierno es duro. No hay librerías y muy pocos espacios públicos para ir con niños.

Como no hay parques como en otras ciudades y el clima  era incierto, lo armamos bajo unos techitos en la feria vecinal. Allí siempre hay niños, los hijos de los que venden en los puestos y los hijos de los que van de compras. Además del movimiento habitual, esta vez fue poco por el frío. Se acercaron una niña y su mamá que venían a ver de qué se trataba el picnic.

Sin embargo, la lluvia se portó muy bien con nosotros, llovió justo antes y después. Las voluntarias que iban a ayudarme no pudieron venir (acá está la mitad de la población con gripe o resfriada), pero estuvo toda mi familia apoyando.

La verdad es que lo disfrutamos un montón y yo ya estoy ansiosa por que llegue el próximo.

Comparto un video para que nos conozcan y puedan ver un poco cómo nos fue.

 

 

 

 

Un nuevo Picnic de Palabras desde Iqueque, Chile

Poco a poco nuevas ciudades se suman y comparten esta iniciativa. Iqueque, Chile, ahora tiene su propio Picnic de Palabras. Por: Marcela Riquelme

Picnic de Palabras en Iquique

El lugar de encuentro fue Playa Brava, desde las 17:30 llegamos con nuestros banderines que cruzamos de palmera a palmera, la tarde traía viento y así empezamos a recibir a nuestros primeros invitados. La primera en llegar fue nuestra amiga cuentacuentista Miriam, que venía premunida de sus historias para compartir al caer la tarde. Luego una familia se acercó a mirar y un señor con su perro nos contó las estrategias que tenía con sus hijos, ya mayores, para que leyeran, recordó junto a nosotros el Mampato y luego se despidió perdiéndose en la avenida.

picnic 22.jpg

El tiempo iba pasando y luego llegó una sonriente mamá con su pequeña de tres años, con Frozen, su cuento favorito, debajo del brazo, pusieron su manta y comenzaron a leer. Mientras tanto, llegaron nuevos invitados, quienes fueron tomando ubicación en la playa, una pareja que iba a la playa a pasear se quedó con nosotros durante todo el Picnic hasta que cayó la noche.

Tuvimos la visita de Nicolás, actor y conocido cuentacuentista de la ciudad, quien llegó con su hijo , el Kamishibai bajo el brazo y una caja llena de libros del concurso Iquique en cien palabras de regalo, que nuestros hijos se encargaron de repartir entre los paseantes que ese domingo caminaban por la avenida Arturo Prat.

picnic 21.jpg

Padres con sus hijos, lectores solitarios, madres e hijas, matrimonios, no visitaron y así dimos vida a este episodio lector y de imaginación. La lectura libre fluía, los invitados comenzaban a intercambiar libros y conversar, a leer en voz alta, los niños, entre que jugaban, leían y escuchaban, iban dándole vida al espacio que desde el cielo debe haberse visto como una pradera de múltiples colores por las mantas y los libros esparcidos en ellas.

Llegó el momento del kamishibai, hicimos un semicírculo y Miriam nos relató la historia del Condor y la pastora, fue pasando las ilustraciones que ella misma dibujó mientras el cuento avanzaba. Poco a poco el sol desapareció y en la hora del atardecer comenzamos a despedirnos, se fueron poco a poco los nuevos amigos del Picnic, prometimos volver a encontrarnos la próxima vez.

Puebla: dos experiencias en un mes

Crecemos como comunidad a lo largo y a lo ancho de países ricos en cultura e historia. Hoy nos acercamos a Puebla, ese lugar en México que tiene una fuerte herencia española en cada uno de sus rincones. Ahora Picnic teje historias desde uno de sus espacios verdes para contar y compartir con las familias nuestro amor por las palabras. Por:  Ludvila Ilustración, Rosario Ramirez, Javi Pedrito Castorilero

picnic 11.jpg

Lugar: Parque Bicentenario Laguna de Chapulco. Puebla. México.
Mediación: Pedro
Fotografías: Yassel (invitada)

El día 8 de mayo pintaba nublado pero poco a poco el sol y la energía de Pepe Picnic hicieron que las nubes se disiparan y el cielo grisáceo desapareciera. En esta sesión se contó con la presencia de 12 comensales que participaron en un momento de lectura en familia. Una pareja que llegó muy entusiasmada al parque con sus hijos y sobrinos, a bordo de sus bicicletas, frenaron un momento sus vehículos para pasar un rato agradable compartiendo la lectura con los pequeños. Lo anterior generó una charla interesante acerca de los proyectos de fomento a la lectura llevados a cabo fuera de las escuelas. Idea que les fascinó.

Posteriormente se acercaron con cierta timidez una niña y un niño. Situación curiosa, donde el niño era de tan sólo 2 años y sentía ansias por querer aprender a leer. Tomó varios libros para que su hermanita se los leyera, posteriormente se acercó su padre para reforzar ese momento tan bello. Del otro lado del mantel se escuchaban las voces de otro padre leyendo y platicando con su hijo, acerca de algunos inventos y descubrimientos hechos por la humanidad. Amenazando muy apasionados con volver para el siguiente Picnic.

picnic 12.jpg

El siguiente Picnic de mayo fue un día muy especial para compartir experiencias, con 35 comensales que nos visitaron.

En esta ocasión nuestros amigos de “La madriguera” nos acompañaron cantando y contando historias. Desde hacernos reír con la canción de “El feo” de Rockdrigo González, acompañado del cuento del “Grufaló”; hasta sacar nuestro lado más puro del corazón escuchando la historia del “pájaro del alma” asistido por la canción de “El colibrí” de Virulo.

picnic 13.jpg
Momentos tan nobles que se expresan en risas, suspiros y lecturas que nos hacen crecer. Pequeños niños que llegan con entusiasmo y toman un libro con una inocencia tan sincera que se transmite a los adultos. Padres e hijos que enriquecen su relación estando un instante donde el gusto por la lectura se siente hasta en el viento del parque. Es así, como cerramos el mes de mayo, para seguir con el entusiasmo que desde un principio se ha generado. Agradeciendo a todos nuestros comensales chicos y grandes, y a toda la gente que nos apoya con su granito de arena.

El invierno en el sur se viste de sol y lluvia

Compartimos las historias de cada uno de nuestros Picnics de Palabras. Cada lugar tienen su voz, su acento, su estilo. Hoy llega Brasil, desde Rio de Janeiro, con la posibilidad de hacer Picnic después de varios domingos de lluvia. Por: Mariana Elena Pinheiro

Hoy finalmente tuvimos nuestro séptimo Picnic de Palavras. Después de muchas semanas de frío y lluvia, hoy el sol salió. Fue aún más especial, pues tuvimos la participación de una escritora de libros infantiles: Yohana Sanfer. Autora de “É de menino, é de menina”, cuyo libro trata sobre la dicotomía generada en torno de las cosas que son exclusivamente de niños, y las que son exclusivas de niñas. No tuvimos mucha asistencia, tal vez por la cantidad de fiestas que habían por allá, pero fue un encuentro maravilloso. Los niños estuvieron muy alegres, divertidos y a ellos les gustó que les leyeran.

picnic 1.jpg

Inicialmente empezamos con dos actividades: la lectura en grupo del libro de Sanfer, con derecho a preguntas de los niños a la autora; hicimos una actividad de Lectura Creativa, en la cual usamos un libro que trabaja apenas con imágenes, sin nada escrito, y los niños nos ayudaron a inventar una historia. Fue una actividad muy chévere, pues todos participaron y quedaron encantados.

Por fin, los papás leyeron los libros con sus hijos y al final hubo una actividad de pintura, organizada por Yohana Sanfer.

picnic 2.jpg

Para ver más fotos de este día las encuentran en la página de Picnic en Brasil: https://www.facebook.com/picnicdepalavrasbrasil/, así pueden mirarlas y comentarlas.