Voces desde Argentina e Italia en Picnic de Palabras Bogotá, Colombia

Después de tener una semana con un clima indefinido, amaneció haciendo un sol que no dejaba una sola nube en el cielo. Por: Marcela Escovar

DSCN3476

Llegamos al parque a las 2:05 con Carolina y Selva, la coordinadora de Picnic de Palabras Argentina. Organizamos entre las tres la carpa, el mantel, y justo llego Ana María Bernal, una amiga de la vida. Selva se animó a ir a invitar a las familias que estaban en la zona de juegos, y muchas familias se fueron acercando poco a poco. Justo llego Amalia Satizabal con su novio y un amigo italiano narrador de cuentos: Andrea Gasparri que con su acento en español se acercaba al argentino. Fue un Picnic de Palabras con dos invitados especiales sorpresa. Los niños se acercaban y les recomendamos que leer de acuerdo a su edad. En un momento, vimos a un niño de alrededor 2 años leyendo Flotante de David Wiesner y cada vez que pasaba la página llegaba doblada en la punta. Lo primero que pensé fue que el libro venia doblado, pero luego me percate de las hojas de la derecha estaban intactas, y llegaban arrugadas tras ser tocadas por el niño. Así que le propuse leerlo juntos desde el principio mientras le mostraba como se pasaban las páginas cuidadosamente. Selva se unió a esta lectura y terminaron juntos la historia, y el, al final, pasaba las páginas con cuidado. Para nosotros el cuidado consciente de los libros es parte esencial de la experiencia que tienen los lectores durante Picnic de Palabras.

MieDSCN3515ntras tanto, en la otra esquina de Picnic de Palabras, había una familia con un bebe de 9 meses. Estaba sobre su abuela, junto a su mamá y su hermanito. Tome un libro de cartoné y se lo mostré. No le gusto, así que traje Adivina que es esto de Taro Gomi, del FCE en cartoné. Fue lo máximo, es un libro que al tener huequitos, permite que el lector meta los dedos por ahí. Con mis dedos entre las páginas, el niño no solo se conectó más con la lectura, sino que jugo con mis dedos y se animó a pasar las páginas. Una vez más, probamos que a l
os niños les encanta leer desde chiquitos, sobre todo si cuentan con los libros acordes a su edad. Para edades entre los 0 y los 2 son ideales los libros de cartoné, de colores, conceptos, historias cortas, y con los que se pu
edan interactuar y jugar.

Andrea se animó y empezó, primero, a leer con un pequeño grupo de niñas, siguió coDSCN3521n un libro de Eric Carle para romper el hielo, continuo con Ahora no, Bernardo de David Mckee, y junto a Amalia Satizabal leyeron Tito y Pepita de Amalia Low. Fue un hit, y cerro leyendo en Kamishibai Donde viven los monstruos de Maurice Sendak.

Nos visitaron más de 40 personas, entre las que tuvimos 8 familias participantes. La mayoría llego porque estaban en el parque y se acercaron a leer y decidieron quedarse.

Un Picnic de Palabras único lleno de voces y de acentos en donde descubrimos que en ciudades como Florencia, Italia, de donde viene Andrea, tomarse un parque para leer y compartir con otros parece un sueño. -Está prohibido, llega la policía, y solo se puede hacer si tienes un permiso de la municipalidad.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s